jueves, 23 de octubre de 2014

Defectos y valoración del negativo.

¡Hola!

Seguimos aprendiendo un poco más de los entresijos del revelado antes de continuar con el proceso de positivado. Para ello, debemos valorar el negativo y sus posibles defectos causados por la mala manipulación en el laboratorio u otros factores.

Para observar un negativo, se hará sobre un fondo blanco y con una lupa. Son muchos los aspectos que pueden darse simultáneamente en una foto, por eso, vamos a analizarlos de forma independiente y ver en qué momento se producen así como la posibilidad de corregirlos. 


Exposición normalUn negativo tiene una exposición normal, cuando la sombra presenta detalles que se diferencian sin estar transparente.


Características:
-Buen nivel de contraste ligeramente bajo y con detalle.
-Altas luces muy oscuras en el negativo pero conservando algún detalle.
-Las sombras más densas de la imagen son casi transparentes pero con detalle.
-La gama de grises es muy amplia para tener un mayor volumen y detalle de la escena.
-Al observarla con lupa, se apreciaran los detalles perfectamente sin emborronarse ni grumosidades. 
-La numeración de margen, velada durante su fabricación, es oscura y densa.

Negativo subexpuesto. En los negativos subexpuestos las sombras casi no presentan detalles y el intervalo tonal, el detalle del negativo, aparece definido solo en las zonas donde hay luces. Da negativos demasiado transparentes y no hay detalles en las sombras además de que la numeración de los margenes es visible. Para repetir la toma abriremos la exposición del diafragma y realizaremos una exposición más lenta. 


La subexposición del negativo viene dada por:
-Una mala regulación en la sensibilidad de la película.-Por utilizar el diafragma demasiado cerrado.
-Calcular solamente la exposición en las áreas más claras de la toma fotográfica.





Negativo sobreexpuesto. El negativo esta muy oscuro y con poco contraste.  La luz es muy densa y apenas presentan detalles debido a su oscuridad.



Algunas características que pueden ocasionar la sobreexposición del negativo:

-Haber utilizado el diafragma demasiado abierto.
-Haber calculado solamente la exposición de las zonas oscuras de la fotografía.
-Prolongar el ajuste en el tiempo de obturación de la toma fotográfica.





Negativo subrevelado. Se presenta con muy poco contraste y es muy claro. Las luces son grisáceas y en las sombras apenas se perciben detalles.


Algunas causas del negativo subrevelado:

-Que se haya revelado a un tiempo inferior al indicado por el fabricante de la película.
-Que se haya expuesto el componente químico, el revelador, a una temperatura más baja de la adecuada.
-Que el revelador, se haya diluido más de la cuenta.




Negativo sobrerrelevado. El negativo esta muy contrastado. Las zonas de sombras están bien contrastadas pero las zonas con luz se ven difusas y con dificultad. Algunas de las causas son:


-No tener en cuenta el tiempo correcto del proceso del revelado, por más tiempo del debido.
-El agente químico expuesto está a más de 20º C.




OTROS ERRORES A TENER EN CUENTA.



Un sólo fotograma muy negro con los bordes borrosos y situado al comienzo de la películaesto es señal de que se enganchó mal la lengüeta al carrete receptor, y al no avanzar, todas las fotos se han sobreimpresionado juntas y el resto está virgen.










Fotogramas mezclados a lo largo de toda la película:

Se ha utilizado dos veces el mismo negativo con la consiguiente sobreimpresión de imágenes.











Película en blanco sin numeración en el borde:
ha habido confusión de líquidos al revelar. Posiblemente se ha usado el paro o el fijador antes que el revelador.











Película en blanco con numeración en los bordes:
hemos revelado por error una película virgen. 











Película totalmente negra:
Se ha velado al descargar la cámara sin rebobinar previamente, al cargar el tanque o antes del revelado.









Tono gris oscuro:
con velo en la mayor parte de la película y muchas veces con siluetas de perforaciones. El velado ha sido muy débil y ha ocurrido en la cámara o antes del revelado. Si la mancha es pequeña y partiendo de un borde se repite rítmicamente, suele ser a causa de un defecto del chasis que filtra luz. 




Tono gris oscuro, pero con los fotogramas rodeados por una fina línea blanca: la película ha recibido algo de luz durante el revelado, posiblemente por haber cerrado mal el tanque. La numeración de los bordes es muy contrastada debido a una solarización parcial. 











Bandas blancas que parten de las perforaciones:
Si además presenta un nivel de velo excesivo y poco contraste en toda la película, es señal de que el revelador estaba agotado.










Manchas claras:
El revelador no ha podido llegar a esa zona debido a que las espirales estaban mal cargadas y la película hacía contacto entre dos vueltas contiguas. Si existen además manchas en forma de media luna o de uña, es que la hemos doblado al forzarla a penetrar en la espiral.






Desigualdad de tono longitudinal
el revelador no cubría por completo las espirales por haber utilizado un cantidad inadecuada. Revelando por agitación, sólo aparece la mitad de cada fotograma. Si se ha revelado invirtiendo el tanque, aparecen las dos partes pero una de ellas mucho más débil, la que estaba más arriba al revelar.










Bandas blancas que parten de las perforaciones, pero con un nivel de velo normal:
la agitación ha sido demasiado intensa y el revelador ha sufrido excesivas turbulencias la pasar por las perforaciones, con la consiguiente desigualdad en el revelado. 






Velo dicróico

la película aparece ligeramente velada y al observarse al trasluz aparece opalina en vez de transparente. Con luz reflejada su aspecto es lechoso. El tiempo de fijado ha sido demasiado corto o el fijador estaba agotado. Puede salvarse la película volviendo a repetir el fijado y el lavado.







Manchas circulares con reborde negro:
son residuos de gotas de agua la secarse. Si están por el lado del soporte pueden eliminarse repitiendo el lavado y humectado. En la cara de la emulsión son muy difíciles de quitar. 







Rayas blancas y finas a lo largo de toda la película:

se producen generalmente por arañazos contra el fieltro del chasis sucio, al discurrir por el interior de la cámara, o al pasar los dedos o las pinzas de secado. 









Manchas negras y pequeñas de forma arborescente:

velo causado por chispas de electricidad estática; se producen generalmente al rebobinar demasiado rápido en ambientes muy secos. 







Imagen reticulada: la imagen aparece muy granulosa y recorrida por grietas como el barro seco. La película ha sufrido un cambio brusco de temperatura durante el proceso de revelado, por no estar todos los líquidos a la misma temperatura. A veces se emplea como efecto artístico.








FORZADOS

Aumentan el grano de la película.





Teniendo en cuenta estos puntos, y sabiendo a lo que nos enfrentamos, podemos seguir con el proceso del positivado.

¡Nos vemos en la próxima entrada!

1 comentario:

  1. Hola,
    tengo una pregunta de ignorante-de-la-vida-total: ¿todos los rollos de película tienen numerados los negativos?

    He heredado una Olympus Pen EE-3 con el rollo puesto (marca Werlissa...) y al revelarlo, el laboratorio me ha devuelto un negativo de color verde, según ellos sin exponer, pero se advierten muy mínimamente las marcas del medio fotograma, y no hay ni rastro de numeración por ninguna parte. La cámara funciona perfectamente.
    Tengo mucha curiosidad por saber a qué se debe este resultado.

    No sé si este es el sitio adecuado, pero igual dejo caer la pregunta, por si acaso.
    Gracias mil.

    ResponderEliminar