miércoles, 3 de diciembre de 2014

Encuadre y composición III: composición.

La fotografía no solo es técnica, hay que cuidar también su aspecto artístico. Es fundamental tener en cuenta la composición para mejorar la calidad y darle fuerza a la imagen.
Aunque algunas fotografías tomadas al azar resulten con una composición impecable, lo normal es que una buena composición haya tenido un periodo de meditación y análisis.
Las siguientes reglas, no son unas normas severas que hay que cumplir siempre, muchas veces, cuando se consiguen mejores resultados, es cuando las rompemos, pero para ello hay que conocerlas. Estas reglas no son solo para la fotografía, ya en el siglo III antes de cristo, las usaban los Griegos en pintura, escultura y arquitectura, mas tarde, en el renacimiento, también se usaron (siglos XV y XVI.)Y si nos fijamos en la televisión, cine, etc, veremos como también están presentes.

- La regla de los tercios: consiste en dividir la imagen, con líneas ficticias en tres partes iguales, tanto verticalmente, como horizontalmente y los puntos donde se cruzan estas, se llaman puntos de interés. Es sobre estos puntos y líneas, donde debemos situar nuestro tema principal, para que la vista se fije mas en ellos, no es necesario usar todas las líneas ni puntos. Dependiendo si la toma es vertical u horizontal tienen mas fuerza unos puntos sobre otros. En una toma vertical el que más destaca es el superior derecho y en una horizontal el inferior derecho, esto es debido a que nuestra vista entra a ver las imágenes por la izquierda, seguramente porque cuando leemos textos empezamos también por la izquierda.


- La regla del horizonte: dividiremos la imagen en tres franjas horizontales completamente iguales entre ellas. Una vez hecho esto, sólo deberemos utilizarla para distribuir los elementos de nuestra imagen. Como su propio nombre indica, esta regla consiste en colocar la línea del horizonte en una de las líneas que acabamos de dibujar. Antes de profundizar en qué línea deberíamos colocar nuestro horizonte, es importante puntualizar que esta división del encuadre se puede realizar tanto para las tomas en horizontal como para aquellas que disparemos en vertical. Sólo tendremos que dividir la imagen en tres zonas iguales.

- La regla de la mirada: es aquella ley en que toda persona, animal o cosa, dentro del recuadro fotográfico debe de tener más espacio libre hacia su parte frontal que lo que ocupa su parte trasera, independientemente de la amplitud de lo abarcado en el encuadre de la toma. Incluso podemos recortar el borde del recuadro fotográfico, la parte del elemento gráfico en cuestión por su parte posterior, si este se encuentra en un plano cercano a la cámara o es de dimensiones muy grandes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario